Utilizamos cookies para mejorar nuestro servicio. Si continua navegando, entendemos que acepta su uso. Más información
 Tiene en su cesta de la compra   0 artículos   en total 0,00 €  
ir a la cesta

IMPORTANTE: Estimados lectores, a partir de agosto de 2016 no se admitirán más peididos de pago online.

Para realizar pedidos pueden contactar con Luna Miguel, directora editorial, a través del email elgaviero@elgaviero.com




TROQUEL
Es una colección dedicada exclusivamente a escritores jóvenes, editada en colaboración con el Instituto Andaluz de la Juventud y construida con libros híbridos en los que todos los géneros tienen cabida.

[14] Pablo López Carballo, Crea mundos y te sacarán los ojos
Prólogo: Julián Rodríguez
Ilustración: María G. de Azcárate
[13] Sara R. Gallardo, Epidermia
Prólogo: José Luis Piquero
Ilustración: Diego de Haro
[12] Elise Plain, Pan para la princesa
Prólogo: Maite Dono
Ilustración: Rocío Arana
[11] Raúl Quinto, Idioteca
Prólogo: Alberto Santamaría
Ilustración: Cristina Llorente
[10] Begoña Callejón, Cenicienta en sangre
Prólogo: Natalia Zarco
Ilustración: Ana Canteras
[9] Ana Tapia, El polizón desnudo
Prólogo: Ana Gorría
Ilustración: Carmen Hernández
[8] Juan Manuel Gil, Inopia
Prólogo: Enrique Vila-Matas
Ilustración: Ramón David Morales
[7] Sofía Rhei, Química
Prólogo: Pedro Cañas Navarro
Ilustración: Jacqueline Toon
[6] Germán Guirado, Menos Tú
Prólogo: Javier Corcobado
Ilustración: Mª Ángeles Hernández Marín. Maki
[5] Alejandra Vanessa, El hombre del saco
Prólogo: Matías Miguel Clemente
Ilustración: Aurora Rumí
[4] Antonio Portela, Ciudadano romano
Prólogo: Juan Bonilla
Ilustración: Fran Úbeda
[3] Natalia Manzano, Apnea. Método de inmersión
Prólogo: Espido Freire
Ilustración: Patricia Martínez
[2] Ana Gorría, Araña
Prólogo: José Luis Gómez Toré
Ilustración: Pepa Cobo
[1] Antonio García Fernández, La eterna promesa
Prólogo: Francisco Martínez
Ilustración: Alejandro Ortega




[1] Antonio García Fernández, La eterna promesa
Colección: Troquel
Prólogo: Francisco Martínez
Ilustración: Alejandro Ortega
ISBN: 84-933751-6-0
PVP: 8,00 €


Datos técnicos
Primera edición, 800 ejemplares, 666 numerados.
124 páginas
19,5 x 16 cm
Papel: Velvet 90 gr.
Cubierta: Cartoncillo Bigris 1350 gr.
Tipos: Garamond

Referencias
Reseña de Alberto Cerezuela / 01-2009
Reseña de Miguel Ángel Muñoz / 07-2006
Ideal / 19-06-2005
UAL siglo XXI / 12-2005
El Mundo Almería / 13-12-2005


ANTONIO GARCÍA FERNÁNDEZ (Almería, 1977), más conocido como el Sr. Curri, es licenciado en Filología Hispánica. Ha participado en diversos proyectos culturales del Ateneo de Almería. Ha sido guionista y director de cinco cortometrajes en vídeo: Proto, Maikel Nai, Maldigo a dios por otra tarde de domingo, Lugares propicios para el amor y El besico. Ha colaborado en la creación de los espectáculos Asertóricamente tuyo y Ahora en español, del grupo de teatro APODÍPTIKOS. Fue finalista en la modalidad de poesía del Certamen Nacional de Jóvenes Creadores del Ayuntamiento de Madrid (2001), y fue premiado en el Certamen Nacional de Relatos de Roquetas de Mar (1995). Ha prologado Entre el clamor y el silencio, antología de poesía joven de Almería, y sus textos han ido apareciendo en revistas literarias como Salamandria.

[+] info Antonio García Fernández


Para que la historia no volviera a repetirse se rodeó de los preparadores más cualificados. En vez de apocarse y rendirse, comenzó a preparar con más brío si cabe el campeonato del año siguiente. Se hizo de un equipo formado por un preparador físico, un masajista y un fisioterapeuta. Contrató incluso, para unas lecciones de estilo, al entrenador del actual subcampeón mundial, un anciano experimentado de la antigua Unión Soviética que enseñaba golpeando los brazos con una vara de almendro. Aprendió de él movimientos que le ayudaron a pulir su técnica. Siguió a rajatabla el plan físico que le impusieron, el régimen de comidas y la gimnasia mental. A falta de un mes para el evento, estaba completamente listo. Se sentía bien. Fuerte y sano. Sus preparadores pensaron que lo mejor sería tomarse una semana de descanso, para después continuar el entrenamiento. Por lo visto, la semana de reposo era una práctica habitual para conseguir después la mejor forma física en la competición. Paseó solo los dos primeros días de su descanso y se sintió bien, yendo por el camino del lago, paseando a los perros. Pero después le invadió el mismo abatimiento que lo había llevado hasta allí. Se recluyó en la gran biblioteca familiar del segundo piso del palacete y buscó los libros que tanto habían entretenido los largos veranos de su infancia.